Tendria que haber tenido una camara...

Sin ningun problema, M. se fue de la mano de "el Negro" a buscar los caramelos que le prometieron. Despues de un rato, aparecio con las manitos llenas de caramelos y con una cara de entre sorpresa y alegria, casi diciendo: mama, mira la cantidad enorme que me dieron!!!!!. Por supuesto, eran 4 solamente, pero para ella eran cientos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada